Skip to main content

Juez español dicta prisión provisional para Emilio Lozoya, exdirector Pemex


Tomó esta decisión porque existe “fundado riesgo de fuga” puesto que Lozoya no tiene “arraigo laboral o de domicilio en España”.

AP  |  La Voz

CIUDAD DE MÉXICO – Un juez español dictó el jueves prisión provisional sin fianza para Emilio Lozoya, exdirector de la petrolera estatal mexicana, mientras se desarrolla el proceso de extradición a México para juzgarle por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Según el auto del magistrado, se tomó esta decisión porque existe “fundado riesgo de fuga” puesto que Lozoya no tiene “arraigo laboral o de domicilio en España”.

Lozoya es el exfuncionario de mayor impacto político detenido por corrupción desde que el actual gobierno de México llegó al poder hace poco más de un año.

El exdirector de la energética fue capturado el miércoles cerca de un residencial de Málaga, en el sur de España, cuando iba en un taxi de una empresa privada con una licencia de conducir mexicana con su foto, pero un nombre falso, Jonathan Solís Fuentes, “de lo que se desprende una intención de sustraerse a la acción de la justicia”, indicó el juez.

Según las autoridades españolas, había llegado a España dos días antes, aunque desde mayo se le buscaba por toda Europa.

Lozoya dirigió Pemex de 2012 a 2016, durante la mayor parte del gobierno de Enrique Peña Nieto, de quien fue un colaborador cercano y a quien ayudó en su campaña electoral de 2012.

En 2019, ya con Andrés Manuel López Obrador en la presidencia, se emitieron varias órdenes de aprehensión en su contra, una de ellas por estar vinculado al caso Odebrecht, la red de sobornos con la que esta constructora brasileña se garantizaba contratos en América Latina, y otra por la venta de una planta de fertilizantes a Pemex a un precio inflado.

El auto del juez español detalló la presunta participación de Lozoya en un “elaborado esquema” para operar con recursos de procedencia ilícita y para participar en actos de corrupción “vinculados con el ofrecimiento de contratos ilícitos a su favor por parte de Petróleos Mexicanos a cambio de la entrega de un bien inmueble”.

El gobierno español, citando a la fiscalía mexicana, dijo el miércoles que el total defraudado por Lozoya se estima en 280 millones de dólares.

La detención del mexicano fue vista como un claro éxito para el gobierno de López Obrador que el jueves en su conferencia mañanera garantizó que se “debe ir hasta el fondo” en este caso para que rindan cuentas todos los que resulten responsables.

“No hay protección para nadie”, garantizó. “Nos propusimos acabar con la corrupción y es lo que estamos haciendo, no vamos a ceder en nada, cero corrupción, cero impunidad”.

MÁS: Detienen en España a exdirector de Pemex por corrupción

El auto del juez español indica que Lozoya operaba en contubernio con su hermana y con Alonso Ancira Elizondo, director de la acerera Altos Hornos Mexicanos S.A. (AHMSA), también detenido en España en espera de extradición.

La madre del exfuncionario está bajo proceso y en arresto domiciliario en México por su aparente complicidad en las operaciones fraudulentas de su hijo.

Lozoya y Alcira están involucrados en una operación de compraventa presuntamente fraudulenta de una planta de fertilizantes que Pemex compró a AHMSA por un precio inflado.

Al margen de esta operación, AHMSA ha reconocido haber hecho un pago de 3.7 millones de dólares a una compañía que ha sido identificada como una posible vía para que Odebrecht ocultara pagos ilícitos.

MÁS: Emilio Lozoya renuncia a amparo y podría ser capturado en cualquier momento

La constructora brasileña Odebrecht, como parte de un acuerdo judicial, divulgó en 2016 detalles sobre sobornos en varios países, entre ellos el pago de 10.5 millones de dólares a funcionarios de Pemex entre 2010 y 2014.

Un año después se divulgaron una serie de videos de supuestos testimonios judiciales en los que exejecutivos de la brasileña explicaban con detalle cómo Lozoya los ayudó a conseguir contratos y cómo le pagaron por sus gestiones.

El exdirector de Pemex siempre negó haber recibido sobornos.