Skip to main content

Censo 2020: Los niños también se cuentan


El condado de Maricopa quedó en segundo lugar con el recuento neto más bajo en todo el país incluyendo aquel de niños latinos

Vianey de Anda  |  Organizadora de Comunicaciones del Censo en Progress Now Arizona

Si revisan los datos del censo del 2010, los niños fueron la población menos contada en todo el país, más que cualquier otro grupo. No podemos olvidarnos de nuestros niños en el 2020.

En 1980, la cuenta completa del recuento de niños en todo el país bajó a 1.5 por ciento.

Desafortunadamente, este número solo ha aumentado y las brechas entre el recuento de niños latinos y anglosajones ha aumentado en cada censo desde entonces.

La oficina del censo de Estados Unidos informó que la tasa del recuento de niños latinos de 0 a 5 años de edad fue 7.1%, comparado a 4.3% con los no latinos. Esto quiere decir que casi un millón de niños en todo el país no se contaron en el censo del 2010.

Hablemos localmente, en Arizona, el condado de Maricopa quedó en segundo lugar con el recuento neto más bajo en todo el país incluyendo el de niños latinos. Basado en la investigación liderada por NALEO, esto resultó en 27,000 infantes hispanos en Arizona que no fueron contados. ¿Quien tomó el primer lugar? California, que dejó a 47,000 menores atrás.

Hay varias razones para esta tendencia de infravaloración. Aunque no existe un consenso único, según un estudio de 2015 realizado por Bill O'Hare, el bajo recuento de niños en el censo de Estados Unidos, se debe a que los menores que viven en situaciones de vivienda complejas tienden a ser bajo conteo.

En otros hogares, algunos adultos pueden no querer reportar a los niños que viven en los hogares, por temor a exponer su violación de cualquier acuerdo de inquilino. Y la mayoría de las veces, los padres no cuentan a sus hijos de 0 a 5 años de edad porque no saben que ellos también cuentan, ya que piensan que solo necesitan contar a los niños que asisten a la escuela o contribuyen al hogar. Algunos padres simplemente no quieren dar la información de sus hijos al gobierno por miedo.

Protección de información

Muchos padres y guardianes no saben de las leyes que se establecieron para proteger la información desde el comienzo del censo en 1790. Éstas se encuentra en el código de EE.UU., o conocido también como título 13.

Esta ley exige que el censo proteja su información, mantenga la confidencialidad y no divulgue ninguna información identificable sobre individuos, hogares o empresas a nadie.

Esto incluye a las agencias federales, como la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés), la Agencia Central de Inteligencia (CIA), el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), ni Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en EE. UU. Su información personal se mantiene segura y no se puede usada en su contra de ninguna manera.

Es por eso que organizaciones locales como Mi Familia Vota, One Arizona y PUENTE en Arizona desempeñan una parte fundamental en estos esfuerzos. Dependerá de las voces de nuestra comunidad para establecer la confianza para asegurar a los padres que la información del censo permanecerá segura y confidencial.

También para decirles que la información solicitada por el cuestionario será protegida por leyes federales y no pondrán ni a ellos ni a sus hijos en riesgo.

Las preguntas del censo son muy básicas, incluyen nombres, fecha de nacimiento, domicilio, cantidad de miembros de por hogar, entre otra información.

Las respuestas tendrá un gran impacto en los recursos y fondos para las escuelas, el acceso a programas de salud pública como WIC y AHCCCS y muchos más.

Cuando participa en el Censo, está recuperando su poder y haciendo una declaración de su importancia. Diez preguntas en diez minutos, dejando un impacto durante diez años.

Vianey de Anda ha trabajado con organizaciones sin fines de lucro en Arizona desde que tenía 16 años, actualmente es la Organizadora de Comunicaciones del Censo en Progress Now Arizona.